Fuimos parte de la eternidad

7/27/2017

"Creo que nunca había tenido tanta necesidad de hablar de ti como la tengo ahora. Creo que si no pongo nada, algo por dentro me destruiría. Hace días que pienso en ese "nosotros" tan barroco y cargado que nadie acabó de entender nunca.

Pienso en cómo me porté y en qué debería de haber hecho y que finalmente no hice. En cómo nos desgastábamos; oye, realmente fue algo difícil de asimilar... ¿Cómo puedes velar por alguien y a la vez llevarte a matar? ¿Cuántos trastos más nos debíamos tirar para poder quedarnos en paz? ¿Por qué ese ímpetu por destruirnos?, ¿y sabes qué es lo curioso...? Que me sobrealimentaría aún de ese tedio. Si me dijeran de volver a luchar otra vez contra esa guerra nuestra, ese pulso sin fin... Lo haría, y no lo pensaría ni un segundo.

Echo en falta que me tengas iracundo perdido todo el rato. La tranquilidad y el sosiego nunca han sido mis aliados, ya no engaño a nadie. Necesito nuestros pulsos, necesito acordarme de ti y que tú te acuerdes de mí... Esa idea de nosotros me encanta cuando en realidad no te necesito a ti.

No necesito estar contigo porque nada fue nunca bien. Porque necesitar a alguien es terrible, en cambio esa idea, esa esencia, no. Todo acabó tal cual empezó, ¿y a mí qué? Jódete, nadie me atará ni me desgastará como tú hiciste, por eso hago de la necesidad un recuerdo: un anhelo, porque no duele.

Y por eso anhelo que consiguieras obtener algo de mí que nadie logró: toda mi atención en ti. Todo yo, así de mal, sin filtros. Todo lo que fui y era, completamente sincero para una persona: tú. Espero de veras que ahora recibas la atención, el cariño y el amor que nunca te di por mucho que tú lo esperaste. 

No me tengas rencor por ello, por favor.

No esperes de mí las gracias porque te recuerdo que lo dejé yo,

Siempre eternos. 
Fuimos parte de la eternidad hasta que dejamos de ser."


(Fragmento 300 páginas)

You Might Also Like

0 comentarios