Adoquines a la realidad

6/04/2013

"Dulce inocencia que recorre tu mente,
dulce mente que sostiene tu alma.
Alma ausente que recorre tu cuerpo, 
cuerpo presente que realiza tu ser...

Ser para no creer nada de lo que tú misma llegaste a pensar,
¿de qué sirve ser inocente si no crees en la incredulidad?
Nada más allá de lo cercano podrá derribarte.

No habrán suelos rotos,
ni nubes con adoquines 
que te suban al paraíso
sin quebrarte los pies antes".

You Might Also Like

0 comentarios