Ebria monosidad

11/12/2012

Angustia, frialdad y sarcasmo. Jugar a ser el capitán de un barco sin remos y acabar perdiéndote en alta mar sobre una lancha naranja sin orientación de tu situación geográfica, ahora es cuando te darás cuenta de que estás solo.

Pisamos sobre zona verde, sin saber por dónde vamos, tantas dudas llegan a combatir al mismo tiempo contra ti que pierdes el oremus de tu misión. Quieras o no siempre tendrás en mente de que sabes qué haces y por qué, cuando en realidad lloras el no tener a quien consultarle el para qué de todo ello. Tal vez te llame inepto y ególatra al intentar llevar la situación sin ayuda, pero no es por dejar en ridículo a nadie... Eso te queda grande para ser uno sólo.

Sé consciente que hay diferencias entre tener en mente algo y llevarlo a cabo, una vez lo tengas listo muestra el resultado, y así podrás admitir al fin, de que estás sólo y perdido. Y que sin mí no sabrás concluirlo.


You Might Also Like

0 comentarios