Efímero

5/26/2012

El estallido del marcador que indica que mi estado emocional no puede más ha hecho que el mundo se de cuenta. Mi rostro, mi risa, mis movimientos han cambiado. Hacen que cuando pase por el mejor de los mejores paisajes se conviertan de nuevo en invierno, desvaneciendo.

Ni lágrimas, ni llantos, ni penas me salen del alma. Tan solo un rasgo más de decadencia que ha marcado para siempre y que hará que yo... Nunca vuelva a ser la misma.

Actuando con síntomas de madurez y de niñez, rasgando la curiosidad por conocer nuevos horizontes y dejando de lado todo lo vergonzoso y humilde; No. Voy a pegar tantas palmadas como sean necesarias para que el rasgo de ondas expansivas se multiplique y haga que todo el mundo se de cuenta en que se equivoca.

Este es mi juego, y tú hoy ya no estás en él.

You Might Also Like

0 comentarios